Material

Empleo del material mínimo imprescindible

Al utilizar una cantidad mínima de material, somos capaces de crear un envase ligero que consigue combinar un impacto medioambiental bajo con la comodidad de los clientes.

El material que empleamos para los envases en los modelos Ecolean® Air y Ecolean® Air Aseptic está formado por una parte de plástico y una parte de carbonato cálcico (creta), un material que se puede encontrar en la naturaleza. Para extraer la creta, no es necesario emplear ningún proceso químico y la producción requiere una cantidad limitada de energía.

El envase contiene un 35 % (por peso) de carbonato cálcico, lo que le proporciona solidez, rigidez y blancura.

Una vez eliminado, el envase se puede reciclar con los plásticos o se puede recuperar como energía mediante un proceso de incineración.